Todos aprendemos de nuestros propios errores, pero debemos aprovechar la oportunidad de aprender de los errores de los demás para evitarnos la molestia de tener que cometerlos.
Los siguientes 4 errores son comunes en muchas campañas publicitarias exteriores por lo que considerarlos debería ayudar a elaborar anuncios impresos más adecuados y eficientes.

1. Investigar poco

“Nuestros productos no se venden tan rápido creíamos; rápido, vamos a imprimir anuncios para dar a conocer nuestra marca.” Esta frase ha sido pronunciada con más o menos exactitud por responsables de muchas empresas pequeñas lo largo de su historia.
El error es precipitarse en lanzar una campaña publicitaria sin pensarlo bien. Es necesario estudiar los materiales de marketing de sus competidores y averiguar cuales de sus anuncios son más eficaces y cuales lo son menos.
Existen estudios periódicos que evalúan la efectividad de las campañas, la clave es estudiarlos y aplicar las conclusiones a la publicidad propia.

Publicidad exterior Impresión digital gran formato

2. Tratar de llegar a todo el mundo

Como la publicidad exterior ocupa espacios transitados por amplios sectores de población,
las marcas a menudo cometen el error de querer crear anuncios que lleguen a todo el mundo.
La gente es demasiado diversa y puede tener diferentes necesidades y deseos al ver su publicidad.
Cuando se trata de generar marca y presentar productos al público es fundamental elegir un target concreto.

3. Diseños mediocres

Por muy bueno que sea su producto o servicio, si no consigue llegar a su audiencia no va a venderse solo.
Un diseño adecuado impulsa a la compra y refuerza el compromiso con la marca por parte de los
consumidores. Los anuncios más eficaces consiguen una respuesta emocional de su audiencia siendo divertidos, creando un sentido de comunidad o apelando a valores sociales comunes.

Retail Marketing Publicidad impresa

4. No considerar el contexto

Es importante saber dónde va a ser instalada la publicidad exterior. Conocer el entorno es imprescindible.
No es lo mismo instalarla en un centro comercial abarrotado cercano a puntos de venta que en una parada de autobús en un barrio determinado.
Analizar este aspecto puede ayudar a entender mejor cómo diseñar y posicionar sus mensajes publicitarios.