Con motivo de la conmemoración del Mes Mundial de la Alfabetización, designado por la UNESCO, Burger King creó una campaña publicitaria con fines sociales para concienciar a sus clientes a través de generar cierta confusión en su experiencia habitual de compra.
Esta cadena de “fast food” rediseñó su rotulación empleando un leguaje ininteligible.
La idea surgió inspirada en el hecho de que, según la World Literacy Fundation, una de cada cinco personas, o el equivalente al 20 por ciento de la población mundial, no saben leer ni escribir. La campaña pretendía con este galimatías mostrar al otro 80 por ciento de la gente lo que se siente al ser analfabeto.
 
marketing-carteleria-publicidad-impresa
 
Para aumentar la conciencia en torno a esta estadística asombrosa, la Fundación Burger King McLamore – que trabaja para apoyar las iniciativas dedicadas a mejorar la alfabetización en todo el mundo – también sustituyó la gráfica intercambiable de los tableros de su “drive thru”, zona destinada a comprar los productos de la marca sin bajarse del vehículo, y grabó el siguiente vídeo de corta duración capturando el desconcierto de los clientes tratando de realizar sus pedidos.
Sin duda se trata de una iniciativa que no dejó a nadie indiferente y que seguro sirvió para tomar conciencia de este problema global.