imagen: beladelany

 

El escaparatismo  es una poderosa herramienta cuya finalidad es atraer clientes potenciales y vender. Aunque ha sido utilizada por los comerciantes desde el siglo XVIII, no fue hasta el surgimiento y auge de las grandes superficies durante el siglo XX cuando se convirtió en un método publicitario popular.

A día de hoy y obligado por la competitividad comercial  que existe, el escaparatismo es cada vez más importante por lo que los establecimientos invierten recursos en la elaboración de escaparates originales. Consumidores y clientes están hoy más informados que nunca sobre las diferentes estrategias de marketing, por eso la creatividad es un factor imprescindible en su elaboración.

Marketing Carteleria Retail

imagen: Viridia

 

La primera y primordial función que debe cumplir un escaparate comercial, tal y como ya hemos apuntado antes, es atraer la atención de los transeúntes. Esto significa que debe ser lo suficientemente atractivo como para atraer la atención de la gente y  lo bastante diferente e innovador  como para diferenciarse  de los otros competidores.

Es muy importante la disposición de los elementos mostrados. Deben aparecer los productos más vendidos organizados de  forma llamativa.  También es fundamental mostrar  símbolos, rótulos o etiquetas que indiquen los artículos en venta o los productos con descuento.

Si gracias al visual merchandising atraemos la atención de las personas que pasan por delante de la tienda todos los días,  es conveniente dar la sensación de que  ha habido cambios (siempre para mejor).  Es recomendable realizar cambios una o incluso dos veces al mes destacando, por ejemplo, los productos de temporada o las ofertas.

Escaparatismo Rotulación Impresión digital

imagen: Marco Polo

 

La iluminación es otro elemento clave para destacar los productos, ambientar y resaltar los colores marca. Además una buena iluminación es esencial especialmente en los días sombríos y durante la noche.

Y por último, ser creativo. Por muy tentador que pueda ser, copiar el estilo de escaparatismo de otro comercio es un error de marketing. No hay que tener miedo a poner las ideas arriesgadas en acción; un cambio polémico puede dar notoriedad y acercar a más clientes de lo que se había previsto.