Para cualquier negocio no es fácil ser competitivo y destacar sobre el resto aunque disponga de buenos precios y una buena calidad de sus productos. Para poder captar la atención del público hace falta algo más.
Los restaurantes holandeses La Place quisieron promocionar sus menús y su bajo precio, lo que les llevó a colaborar con la agencia de publicidad JCDecaux para crear una campaña interactiva en el corazón de los Países Bajos. Como a veces es difícil llegar a un público nuevo, decidieron colocar un mupi interactivo en una zona concurrida, en el que aparecía el chef en directo desde la cocina del restaurante para recibir los pedidos.
 
Comunicación visual Agencia de publicidad Displays
 
El chef iba preguntando los ingredientes de su pizzas favoritas y las iba haciendo al momento, mientras que los transeúntes observaban curiosos y se sorprendían gratamente al saber que la pizza que querían les estaba esperando en el restaurante.
La campaña publicitaria fue todo un éxito ya que este tipo de street marketing es una tendencia que ofrece increíbles resultados a un público que cada vez pide más a las marcas que sean creativas y les sorprendan.