El verano es un gran momento para promocionarse. Miller Lite, una marca de cerveza light estadounidense, puso en marcha durante el pasado periodo vacacional varias acciones dentro de la campaña publicitaria “Kick Back” en las que ofrecieron una serie de beneficios para el público de todo el país.
 

 
Una de estas acciones fue la instalación de una cabina que proporcionaba spray de protección solar de forma automática. Cualquier persona de la playa podía acercarse e introducirse en la cabina donde, a modo de ducha, se le rociaba el producto. La cabina estaba cubierta con vinilo impreso con diseños corporativos.
 

 
Esta iniciativa fue acompañada por el regalo de latas de cerveza a aquellos que esperaban su turno.
Otra acción fue la instalación de una enorme sombrilla de lona impresa en el festival de música Bonnaroo. Todos sabemos lo difícil que es encontrar un poco de sombra en estos calurosos festivales por lo que el parasol recibió una gran acogida por parte de los asistentes.
 

 
Otro uso que se dio a las lonas publicitarias fue el diseño y fabricación de una de ellas para ser atada a la cola de una avioneta y promocionar la marca por encima de las playas de la zona, sorprendiendo a curiosos y bañistas.
Esta estrategia de marketing diversificada permitió reforzar el branding de Miller Lite ofreciendo una imagen de marca joven y dinámica aprovechándo inteligentemente el estado anímico general que proporciona la época estival.