Muchos diseños se caracterizan por ser innovadores gracias a alejarse de las formas clásicas de origen. Este es el caso de la silla de cartón creada por el diseñador turco Erdem Selek.
El uso del cartón es conocido en el día a día como método de embalaje, soporte para la impresión digital o para elementos poco duraderos pero, desde hace unos años, ha evolucionado hasta convertirse en un material apto para interiorismo que da lugar a mobiliario y estructuras fiables que gozan de sus ya conocidas cualidades como su precio, su ligereza o la facilidad para montarse y desmontarse.

Mobiliario de cartón Impresión digital Interiorismo

Esta silla, llamada Z-Tabure, es idónea para llevarla de un lugar a otro: desde un parque hasta a un concierto ya que puede llevarse fácilmente bajo el brazo. También es ideal para lugares con poco espacio o cuando se viaja con mucho equipaje, siendo una sencilla forma de disponer de un asiento que puede soportar hasta 90kg.
El diseño, con el tiempo, cambia el aspecto de los objetos y con él su significado haciendo que aquello que llamamos silla no tenga por qué tener  estrictamente cuatro patas y un respaldo.
Si bien es cierto que este tipo de diseños no son mayoritarios, siempre es interesante descubrir nuevos materiales sostenibles con los que conseguir formas más simples.

Impresión digital mobiliario de cartón Interiorismo