JCDecaux, una de las mayores empresas de publicidad exterior a nivel mundial, fue la elegida para realizar la promoción de Jurassic World, el remake de la celebérrima Jurassic Park dirigida por Steven Spielberg. Para ello, la rama de la empresa de Reino Unido decidió hacer algo realmente especial para los pasajeros de la estación londinense de Waterloo: transformarla en la famosa reserva de dinosaurios.
Al llegar a la estación, los carteles de bienvenida y los adhesivos para suelo proporcionaban una perfecta sensación de inmersión en un mundo salvaje. Una vez dentro, en diferentes, zonas los pasajeros podían experimentar todo el imaginario prehistórico de la película a través de espectaculares displays impresos y digitales que mostraban distintas escenas y algunos de los dinosaurios, todo ello ambientado con sonidos de la jungla.
 
Campaña publicitaria Pop up store Adhesivos para suelo
 
En el vestíbulo de la estación se instaló una enorme pantalla enmarcada por vinilo impreso de 53,5 metros -una longitud mayor que la de medio campo de fútbol- en la que cualquiera que pasara por allí podía ver el tráiler del film junto con los tuits en vivo de los pasajeros que estaban en el recinto.
 
Displays impresos Publicidad Marketing
 
Cuando la instalación ya llevaba unos días, aparecieron unos grandes modelos 3D de algunos de los más emblemáticos dinosaurios de la saga, además de una pop up store donde comprar merchandising, entradas para ver la película o reservar el DVD de la edición especial.
Esta campaña publicitaria fue ideada mano a mano entre JCDecaux y las agencias de publicidad Mediacom y Kinetic. El resultado fue una colaboración perfecta que generó una muy buena impresión entre los consumidores así como unos sólidos resultados para la marca.