Kuragane es un bar especializado en ramen situado en Tamatsukuri (Osaka, Japón) que abrió sus puertas en el período Edo -siglo XVII- y que ha seguido en pleno funcionamiento pasando de generación en generación hasta nuestros días.
El local tiene un característico aspecto de viejo almacén japonés o tienda tradicional que forma parte de su encanto y que han querido conservar en esta última remodelación, manteniendo la madera natural, cuerdas, pintura blanca…. Únicamente se han servido de la impresión digital de gran formato para añadir pequeños aunque significativos elementos decorativos y de branding tanto en el interior como el exterior del local.
 
Impresión sobre tela Branding
 
De esta forma, encontramos un gran rótulo exterior con el nombre del restaurante fabricado a partir de varias láminas de madera impresa sobre un fondo que simula un mural japonés antiguo. Fuera también podemos ver dos sutiles detalles corporativos: el logotipo en sus dos versiones del alfabeto impreso sobre tela en el toldo de la puerta de entrada y sobre el vidrio de dos farolillos que la escoltan. Un corporativismo mínimo, sencillo y elegante.
 
Rotulación Impresión digital gran formato
 
En el interior, un gran panel de foam impreso recibe a los comensales avisándoles de la comida que ahí se sirve y cumpliendo a su vez la función de biombo separador, creando un espacio a modo de recibidor.
Finalmente, unas reproducciones fotográficas antiguas presiden la larga barra de madera pretendiendo preservar la memoria y tradición de este histórico local.
 
Reproducciones fotográficas Panel ligero impreso
 
Madera impresa Rotulación Interiorismo