El reto para la publicidad impresa de cualquier producto o servicio ecológico es el de asegurarse que el propio anuncio defiende los valores que hay detrás del producto. Ogilvy Cape Town, división de esta célebre agencia de publicidad en la capital de Sudáfrica, en lugar de crear un anuncio impreso sobre la gama de coches ecológicos de Volkswagen llamada Bluemotion, utilizó el presupuesto de producción para crear unas etiquetas que, pegadas en cualquier revista una vez leída, cubrían los gastos de envío de esta a una planta de reciclaje.
Esta iniciativa creativa demostró de forma creativa que a veces la forma es el propio contenido por lo que recibió la plata y el bronce en el Festival de Cannes.

Anuncio impreso Green print Impresión digital

Marketing Publicidad impresa Comunicación visual