El street marketing o marketing de guerrilla son el conjunto de actividades publicitarias realizadas con personas u objetos en la calle, con el fin de promover marcas y productos. La idea es interactuar con el público y crear un contacto directo entre la marca y el objetivo. Este tipo de campañas publicitarias pueden llegar a viralizarse, permitiendo a las personas de todo el mundo ver la acción y reconocer la marca.Es un método en auge debido que es muy efectivo y es más barato que hacer una campaña masiva en los medios de comunicación convencionales.

Para crear una campaña de street marketing que funcione se debe definir el problema e intentar crear una estrategia de comunicación que transmita el mensaje de forma clara. Para ello hay que contar con algún factor diferenciador que llame la atención, y por último hay que supervisar constantemente que todo se haga de acuerdo con el plan.
El factor diferenciador es vital ya que siendo este método una tendencia cada vez más común entre las marcas, en un futuro podría llegar a perder la capacidad de impacto de la que goza ahora.
Este factor ha de apelar a las emociones, siendo atractivo, interesante y alejado de lo común. Eso crea un impacto real y vincula a las personas con la marca.

En cuanto a los riesgos de realizar una acción de street marketing, se trata de los mismos que los del marketing tradicional: Si la estrategia falla, la imagen de la marca puede verse afectada.
Hay una gran cantidad de acciones de marketing directo brillantes muy creativas y divertidas. En este post os traemos algunas muestras de este tipo de publicidad.