Para celebrar el estreno en los cines de la película Star Wars: The Force Awakens, la cadena de hipermercados Carrefour creó una cartelera interactiva como parte de la campaña publicitaria que se puso en marcha simultáneamente en 150 de sus tiendas.
Los carteles digitales, enmarcados en un display de cartón impreso, utilizaban la tecnología Kinect de Microsoft para permitir comprar a los clientes como si fueran Jedis.
Los Jedis, se caracterizan por poseer habilidades tales como trucos con la mente y telequinesis, por lo que la tecnología de rastreo el movimiento daba la posibilidad de utilizar la valla publicitaria para seleccionar y comprar productos sin ni siquiera tocarla, tan solo con movimientos de la mano.
 
Cartelera Marketing Campaña Publicidad Comunicación visual
 
Entre los productos de retail propios de estos supermercados aparecían intercalado merchandising de Star Wars haciendo las delicias de los fans de la saga. Finalmente, cuando la compra se había realizado, los clientes debían pasar por una caja física para pagar sus productos. Un final terrenal para una experiencia de ciencia ficción.
Con esta campaña el minorista sorprendió y complació a los fans de Star Wars dándoles lo que siempre han querido: el poder de la Fuerza. El siguiente vídeo recoge la interacción de los clientes con la cartelera.