Es conocido el impacto medioambiental que ha tenido tradicionalmente la impresión.  Desde hace un tiempo se está intentado revertir esa tendencia del sector buscando ser más sostenible aplicando las máximas ecológicas de Reducir, Reutilizar y Reciclar. Este movimiento es conocido como Green Print o Impresión Verde y  consiste en la optimización de recursos en todos los tramos del proceso de impresión.

Este método implica reducir el uso de tintas con elementos químicos volátiles (VOC), la utilización de tintas con bases vegetales como la soja,  reutilizar los cartuchos de toner e impresoras, el empleo de maquinaria de bajo consumo o la impresión sobre materiales ecológicos como el papel o el cartón reciclado.

Los beneficios  de este modelo de trabajo resultan muy satisfactorios y atractivos tanto para el medio ambiente como para la industria ya que suponen un ahorro de costes de hasta un 70%.

El Green Print establece una cadena de concienciación desde el productor hasta el consumidor final, implicando y promoviendo que aparezcan soluciones de este tipo en otras disciplinas, que acaban repercutiendo a este modo de concebir la impresión.

Como el caso de Ryman, una tipografía que cuenta con más de 51.000 descargas debido a su diseño minimalista y elegante. Creada por expertos tipográficos, esta fuente ha sido concebida para que su atractivo permita una instauración masiva ya que, al gastar un 33% menos de tinta que las tipografías estándar, puede reducir el impacto sobre nuestro entorno.

Como no podía ser de otra forma, Ryman puede descargarse de forma gratuita desde www.rymaneco.co.uk siendo una iniciativa a considerar en estos tiempos en que la creatividad es, y debe seguir siendo, el motor para hacernos mejores y más competitivos.