Tanto en la publicidad online como en la publicidad impresa, siempre es necesario buscar nuevas formas visuales que llamen la atención y refuercen nuestra presencia.
Una sólida comprensión de las tendencias actuales en fotografía puede ser una gran manera de captar la atención del público y mejorar la interacción.
Es recomendable jugar con tendencias que puedan evocar a un lugar común o que sorprendan por su creatividad pero, sea cual sea la opción elegida, se debe tener en cuenta la trayectoria de la marca para que la imagen se mantenga fiel al mensaje que se desea transmitir.
A continuación os presentamos algunas técnicas fotográficas llamativas que funcionan:

 

Diseño escandinavo

Publicidad impresa Interiorismo Fotografía

El concepto de diseño escandinavo se hizo popular en la década de 1950 cuando la exposición Exhibition of Scandinavian Design se pudo ver en Londres en 1951. Según el artista escandinavo Alvar Aalto este tipo de diseño entiende que “La belleza es la armonía entre la utilidad y la forma”. Este concepto es claramente visible en la fotografía e interiorismo hoy en día a través de la utilización de líneas limpias, simples telones de fondo y formas geométricas. Una modernidad con más de 50 años de historia.

Perspectiva única
Diseño de interiores Fotografía Impresión digital
Tomar fotos desde una perspectiva única es conseguir ser original. Es una técnica innovadora que añade intriga y eso atrae a quien la observa haciéndole prestar atención.

Tonalidad cromática

Fotografía Publicidad impresa Marketing

Los colores de tonos fríos están muy en boga, no sólo en el mundo de la moda y el diseño de interiores, sino también en la fotografía.
Según la teoría del color, los tonos grises y azules añaden una sensación de calma y tranquilidad a las imágenes, dando un aspecto sereno, fresco y amplio.

Experimentación con la luz y la sombra
Fotografía Comunicación visual Publicidad
La experimentación con la luz y la sombra no es solamente una forma artística divertida de jugar con una fotografía, sino que también es ampliamente conocida como una metáfora extendida. La yuxtaposición de la luz y la oscuridad siempre ha servido como una forma de alegoría y es un poderoso efecto visual narrativo, por ello puede ser una manera fantástica de crear imágenes convincentes. Esta técnica puede producir belleza e inquietud a la vez por lo que es recomendable reflexionar sobre el mensaje que se desea transmitir.