La campaña publicitaria del fabricante de zumos Minute Maid -empresa del grupo Coca-Cola- para estas navidades se ha centrado en ayudar a los niños a dar las gracias a sus padres con la ayuda de un pop-up store. Una tienda aparentemente normal, con su rotulación y cartelería, sin embargo, sin ningún producto a la venta.
 
Branding Rotulación Pop up store Instalación gráfica
 
En lugar de eso, la tienda permitía que los niños puediesen entrar y escribir una carta a sus padres expresando el agradecimiento por todo lo que hacen por ellos durante el año, mientras se tomaban un zumo de naranja Minute Maid. Luego, las emotivas cartas se envolvían como un regalo para poder ser entregadas a sus padres.Doner, la agencia de publicidad responsable de esta original campaña, capturó la experiencia en un video-documental que cuenta la historia de cinco hijos, desde niños pequeños a adolescentes mayores, que escriben estas sentidas cartas a sus padres. Para algunos es la oportunidad de expresar en papel algunas cosas que nunca han dicho en la vida real.
 

 
El vídeo también captura las auténticas reacciones de los padres que reciben, probablemente, el mejor regalo.
Según la marca, la campaña publicitaria fue creada para combatir las luchas internas que sufren muchos padres en el intento de compaginar el trabajo y la vida, mientras se esfuerzan por ofrecer lo mejor para sus familias.