“Comparte una Coca-Cola con” fue una campaña publicitaria que marcó las latas de este refresco con los nombres propios de millones de personas. Así, uno podía compartir una Coca-Cola con Ana, Carlos, María…
Para complementarla, Coca-Cola se unió a Google para recopilar información sobre estos nombres y encargó a la agencia de publicidad exterior Clear Channel Outdor una peculiar y original valla publicitaria.
La cartelera fue instalada medio de Times Square con la intención de que, usando el hashtag #Cokemyname, cualquiera pudiera mandar un tweet con su nombre.
 
Agencia de publicidad Capaña publicitaria Cartelera
 
Al hacerlo, aparecía un dato curioso acerca del nombre a tiempo real que era capturado por una webcam instalada en la calle para la ocasión y finalmente la imagen tomada era enviada de vuelta a la persona que había mandado el tweet, por lo que no era necesario estar en Times Square para interactuar con la valla publicitaria.
En la cartelera apareció, por ejemplo, que el nombre Ben ha protagonizado 1.618 películas desde 1986 o que el 2% de las mujeres llamadas Kate vive de escribir.
La idea era crear una acción publicitaria que combinara el marketing online con el marketing 2.0 de forma atractiva, y parece que funcionó. En dos semanas se recibieron más de 200 tweets diarios que sirvieron para satisfacer la curiosidad de los participantes.
 
Comunicación visual Valla publicitaria Cartelera