La última campaña publicitaria de Canon está basada en la instalación gráfica de anuncios por las vallas publicitarias de Nueva York, pero su objetivo va un poco más allá de promover su imagen de marca: lo que pretende es ayudar a los transeúntes a realizar mejores fotografías gracias a pequeños consejos.
Mediante carteleras fijas y móviles (instaladas en camiones)  se actualizan los mensajes a tiempo real para que aquellos que llevan a un fotógrafo dentro puedan aplicarlos en el acto.
 
Vallas publicitarias Comunicación visual Branding
 
Entre los más de 150 consejos hay informes del tiempo, actualizaciones del estado del tráfico, o una cuenta atrás para la llamada “hora mágica”, preciado momento en que el Sol se esta y la iluminación se torna suave y cálida. Otra, por ejemplo, avisa cuando los semáforos se han puesto en verde y sugiere disparar fotografías de larga exposición para crear imágenes artísticas jugando con las estelas que generan las luces de los coches.
Para la colocación estratégica de las carteleras, Canon ha utilizado Sightmap, una aplicación que muestra sobre el mapa los lugares más fotografiados de las ciudades. Basada en esto instaló vallas publicitarias en el distrito de Flatiron, Central Park South, el Puente de Brooklyn y el nuevo Madison Square Garden.
 
Vallas publicitarias Instalación gráfica Publicidad Marketing