La impresión digital textil surgió por primera vez en la década de 1990 y desde entonces ha evolucionado tecnológicamente hasta conseguir que los pros superen ampliamente a los contras. A día de hoy la impresión digital sobre tela se emplea para la producción de moda o el diseño de interiores entre otros ámbitos. A continuación os presentamos algunas de sus ventajas.

TIEMPO

Es un procedimiento rápido. Usted puede mandar su diseño personalizado, escoger la tela, ver, aprobar el resultado y recibirlo en una semana. El hecho de trabajar “llave en mano” agiliza la producción, le permite revisar las partes del proceso y reduce los plazos de entrega.

Impresión sobre tela Diseño gráfico

DINERO

Reducción de costes. Elimina el tiempo y los materiales de preparación necesarios para la serigrafía. Además, al ser más rentable ofrece la posibilidad de realizar pruebas de impresión previas, de forma sencilla.

CONTROL CREATIVO

La impresión digital sobre tela puede ofrecer colores ilimitados y el tamaño de las imágenes dependerá del de la tela. Por lo general, los diseños textiles se han visto limitados a seis y doce colores pero con la impresión digital se puede imprimir en millones de colores, dando lugar a una personalización rápida y fácil. Y lo más importante, cualquier modificación del diseño sobre la marcha no aumenta los costes de forma considerable.

Interiorismo moda Green print

SOSTENIBILIDAD

Los diseños ya no son placas o plantillas sino archivos digitales. Gracias a nuestros métodos de Green Print estos son impresos mediante tintas ecológicas sobre soportes respetuosos con el medio ambiente. Estos procedimientos, a diferencia de los métodos analógicos, reducen significativamente la cantidad de residuos generados y la peligrosidad de estos. La impresión digital textil hoy es más limpia, más segura y derrocha menos recursos.