Al estar acostumbrados al mundo digital, preparar un diseño para que este de vida a un cartel impreso requiere una serie de condiciones que muchas veces no se tienen en cuenta.

Para asegurarte de que todo lo que diseñaste va a verse igual una vez impreso, a continuación te ofrecemos una serie de recomendaciones que pueden evitarte más de un dolor de cabeza.

Trabajar en CMYK en lugar de RGB
A la hora de producir tus propios diseños de carteles asegúrate de trabajar en un espacio de color CMYK ya que es el modo en el que se trabaja con tintas y pigmentos. Al ser colores sustractivos, (cyan, magenta y amarillo) actúan de filtro para controlar la cantidad de rojo, verde y azul que se mostrará. Casi todos los programas de edición tiene la función de cambiar de uno a otro de forma sencilla.

Impresión digital de gran formato

 Encontrar la resolución adecuada
Uno de los contratiempos más comunes en la impresión de carteles es el trabajo que se envía de vuelta debido a que la resolución era demasiado bajo. Los archivos destinados para la impresión deben establecerse en 300 ppp. Cuantos más puntos, más alta es la resolución y mayor es la calidad de reproducción.

Establecer el tamaño deseado
Los tamaños habituales de carteles de impresión son A2 (594mm x 420mm), A3 (420mm x 297mm) y A4 (297mm x 210mm). En este punto la elección del papel y el peso es también algo a tener en cuenta.

 Mandar los archivos en formato PDF o TIFF
Es posible  enviar archivos JPEG si tienen una resolución alta pero corres el riesgo de que los bordes de la foto queden cortados y de que el color cambie, por eso no lo recomendamos.

Imprimir digitalmente
Tradicionalmente las tiradas extensas se producían mediante la impresión litográfica. Pero la creación de las placas supone un gran coste y es un proceso lento. La impresión digital es inmediata y aporta una gran calidad además de tener menos costes.

Cartelería comunicación visual

Sangrar
Ajusta los bordes para el resultado final. Así evitarás que el texto y los logotipos queden cortados. Deja un poco de aire entre estos y un poco más, entre 3 y 5 mm. en los márgenes para tener en cuenta la moldura perimetral.

Usar vectores
Cuando se trata de imprimir en gran formato, los vectores son preferibles. Al diseñar con un programa basado en vectores el tamaño del archivo es menor y los resultados de impresión mejores.

Revisar
Revisa los formatos de archivos utilizados así como las tipografías y haz pruebas de impresión antes de mandar a imprimir toda la tirada.