La principal ventaja de la tecnología de señalización digital es simple: No pierde valor gracias a su capacidad inherente para cambiar. Mientras la señalización estática se cambia con poca frecuencia, la señalización dinámica tiene la cualidad de poderse modificar siempre que sea necesario. Esto permite a minoristas y consumidores que utilizan esta tecnología de rotulación, ajustar los mensajes según sea necesario para reflejar las necesidades e intereses de los distintos sectores de actividad y de su respectivo mercado objetivo.

Digital signage Visual merchandising

Los 7 elementos clave del digital signage son:

Hardware: Este incluye todo el equipamiento informático físico necesario, displays electrónicos, sistemas de montaje, paneles de visualización y periféricos.

Software: El software permite a los propietarios del negocio, los creadores de contenidos digitales y a los profesionales la capacidad de gestionar de forma remota un número ilimitado de pantallas de visualización en red. El software también se utiliza para crear el contenido, el tiempo, los feeds y la posición de los elementos dentro de la señal digital.

Conectividad:  Hace referencia al método de comunicación utilizado para conectar una pantalla digital en red. Suele utilizarse un cable estándar Ethernet, Internet, un sistema inalámbrico o un operador de telefonía móvil.

Señalización digital Displays

Contenido: El contenido de cualquier señalización es el mensaje transmitido al mercado objetivo. En el caso de este tipo de señalización este  es todo aquello que aparece en la pantalla.
El contenido puede variar de imágenes fijas a vídeos dinámicos, animaciones flash, fuentes de noticias, texto estático o cualquier combinación de las opciones anteriores. El contenido puede ser modificado según las necesidades de uso para  múltiples actividades como la atención al cliente, la información en espacios como recintos deportivos u hospitales, en los sistemas de transporte, en las comunicaciones corporativas, en la comercialización al por menor, como publicidad, etc…

Operaciones: Se requiere un plan para instalar, gestionar y mantener una unidad de señalización digital. ¿Quién va a instalar el sistema? ¿Quién se encargará del mantenimiento si hay problemas de red o interrupciones del monitor? ¿Quién controlará las pantallas, y desde dónde?

Diseño: Este aspecto debe cumplir con el propósito de la señal dependiendo de la ubicación, del tamaño que deba tener, de si va a ser instalado en el techo o la pared o  de cuantos displays son necesarios para los fines previstos.

Planificación de negocios: En un plan de negocio la relación costes-beneficios es la más importante. El desarrollo de un sistema como este requiere un estudio previo que incorpore estimaciones de retorno de la inversión (ROI) y/o retorno de objetivos (ROO).