Un código QR, acrónimo de quick response (respuesta rápida en inglés), es una imagen cifrada ideada en 1994 en Japón por una empresa filial de Toyota. Su función es transmitir información de diversa índole al ser descodificada.

Con la adopción generalizada de  teléfonos inteligentes y aplicaciones, han proliferado las estrategias de marketing  basadas en la interacción con estos códigos impresos, demostrando que estos tienen potencial para enriquecer la experiencia del producto y ofrecer valor real a los clientes.

A continuación os presentamos algunos casos de éxito comercial creativos, divertidos e interesantes.

Reinventando la experiencia de compra

Tesco, el gigante mundial de los supermercados,  resolvió el problema de atraer a clientes con poco tiempo para comprar gracias a tiendas virtuales situadas en estaciones de metro.

Se animó a los compradores a navegar por las imágenes del supermercado con sus smartphones y a escanear los códigos QR de los productos para agregarlos a sus carros de la compra, todo esto  mientras esperaban el metro. Los pedidos fueron entregados a domicilio ahorrando la molestia de ir al supermercado y cargar con las bolsas.

Tesco Retail Marketing

 Mejorando  la experiencia del usuario

Algunos museos y galerías de arte se han apresurado a aprovechar todo el potencial de los códigos QR para mejorar la experiencia de usuario. El Museo de Cleveland emplea los códigos QR junto a las obras que expone para dirigir a los visitantes por dentro de sus instalaciones, indicar los recorridos de audio o para proporcionar información en profundidad.

Simplificando  la visita del cliente

Tiendas como Starbucks están utilizando los códigos QR para agilizar la forma en que interactúan con los consumidores. En lugar de esperar en una larga cola para pagar, los clientes ahora pueden usar su tarjeta de crédito y una aplicación de teléfono para pagar más rápidamente, así como para obtener más información sobre productos y tiendas.

Starbucks Código QR Impresión Publicidad

Fidelizando al cliente

Mountain Dew y Taco Bell se asociaron en una promoción en la que los clientes obtenían descargas gratuitas de música al escanear los códigos QR de los vasos. Calcularon que su target eran personas jóvenes interesadas en la cultura popular por lo que la iniciativa fue un éxito.

Información en tiempo real

Los códigos QR pueden ofrecer información actualizada en tiempo real para  cualquier lugar donde haya un flujo constante de información, como por ejemplo, estaciones de tren, paradas de autobús, tiendas, eventos en vivo,…

En Frankfurt se instalaron recientemente carteles inteligentes en los vagones de tren, que proporcionaban a los viajeros información sobre el viaje, las conexiones de transporte, eventos y lugares de interés, así como ofertas especiales para los titulares de tarjetas de viaje.

Verizon QR Comunicación Visual

Promoción

Verizon realizó recientemente una exitosa campaña que ha incrementado sus ventas en un increíble 200%. Dentro de la tienda, los clientes escaneaban un código QR que compartían en sus trabajos para un concurso en Facebook. Si un amigo utilizaba  ese enlace para comprar un móvil de Verizon, el cliente original ganaba un smartphone. Verizon obtuvo un retorno de 35.000 dólares con una inversión de $ 1.000, además haberse dado a conocer en 25.000 nuevos perfiles de Facebook.

Personalización

La compañía de retail americana JCPenney permitió a los clientes añadir un toque personal a sus regalos. Cuando compraban un regalo en cualquier tienda JCPenney este venía con un código QR impreso en el envoltorio. Al escanear el código se podía grabar un mensaje de voz personalizado para el destinatario, a modo de tarjeta de regalo.