El mercado de la rotulación de vehículos se encuentra en expansión. Uno de los sectores que más disfruta de esto es la industria de los deportes de motor, cuyos equipos están utilizando estos medios de comunicación visual para destacar en los circuitos.

Aunque el car wrapping se ha convertido en una opción popular para ayudar a las empresas a anunciar sus servicios, también se está usando en beneficio de la industria de los deportes de motor. Cuando Lewis Hamilton se afianza la pole position en la Fórmula 1 o Marc Márquez gana una carrera en MotoGP, los equipos, gracias a este tipo de rotulaciones, mejoran sus propias fortunas.

La creciente influencia del patrocinio en el deporte es la razón principal para el uso de la rotulación de vehículos en los deportes de motor y por la cual las empresas optan por poner su marca en cualquier parte del vehículo. Esto ayuda a demostrar la flexibilidad de los medios de impresión y su capacidad para rotular no sólo en los vehículos comerciales, sino también los que aceleran por la pista a cientos de kilómetros por hora.

Rotulación vehículo impresión digital de gran formato

Estas industrias del motor, al ser tecnológicamente punteras y debido a sus exclusivas necesidades gráficas, obligan a las compañías de impresión a evolucionar y desarrollar mejoras técnicas con tal de cubrir los requisitos. Esta asociación fomenta la complementación técnica y un enriquecimiento par ambos sectores, lo que se conoce cómo un Win-Win.

Para los grandes premios, se diseñan esquemas que preservan las líneas elegantes de los automóviles así como se emplean materiales que sean capaces de soportar el efecto de las carreras de alta velocidad (diferentes climas, golpes con otros vehículos, arena, sal…) para que se sigan viendo bien una vez ha acabado la prueba.

Es un gran mercado con nuevos usos que se están desarrollando cada año. Los diseñadores y los vendedores son muy conscientes de lo que es posible a día de hoy y están exigiendo una mayor creatividad en la envoltura de vehículos. Se trata de una apuesta de futuro a corto plazo y que abre nuevas oportunidades de beneficio potencial al sector de la impresión digital.