Con motivo del Black Friday, Amazon abrió el pasado 24 de noviembre durante todo el día una pop up store en el Soho londinense bajo el nombre “Home of Black Friday”, un espacio de retail en el que los visitantes tenían la oportunidad de comprar entre más de 100 artículos seleccionados, competir en juegos para ganar premios y participar en talleres organizados por Amazon Handmade Artisans. Entre los talleres que se impartieron tuvo lugar un tutorial de maquillaje con la estrella de YouTube y experta en belleza Lottie Tomlinson; una demostración de cocina cortesía del chef Gizzi Erskine; y clases magistrales y degustaciones de cócteles a cargo de la marca de vodka Absolut.
 
Alfombras vinílicas Madera impresa Retail
 
La tienda -de 278 metros cuadrados- estaba distribuida en cinco habitaciones temáticas decoradas, como una cocina con su sala de estar, un dormitorio/salón de belleza, una zona de juegos y tecnología inmersiva, y un taller creativo. Para el acondicionamiento de estos espacios se emplearon múltiples elementos de impresión digital de gran formato tales como displays de madera, mobiliario impreso y adhesivos para suelo en la sala de estar o alfombras vinílicas redondas y paneles de madera impresa para transformar una habitación en un salón de belleza con un estilo pop de los años 90.
 
Mobiliario impreso Retail Impresión digital gran formato
 
Los clientes pudieron disfrutar de una experiencia de compra única pensada para reforzar el vínculo con la marca, ofreciendo los mejores descuentos del Black Friday a la vez que actividades estimulantes en un entorno lleno de color y elementos llamativos.
Las tiendas pop up, por su condición de efímeras, deben tratar de causar el mayor impacto en el menor tiempo posible y la impresión digital es un gran aliado para conseguirlo. La brevedad en los tiempos de fabricación, los bajos costes y la espectacularidad del resultado final son factores altamente atractivos para los expertos en visual merchandising.