Las estrategias de marketing integradas han tendido a alejarse de la publicidad impresa en la última década, volcándose en el medio online. Sin embargo grandes y medianas empresas siguen apostando por la impresión digital de gran formato como elemento complementario para sus campañas publicitarias, sobre todo las de publicidad exterior. Si su negocio se encuentra en un área urbana, no existe mejor una manera de dirigirse a la población donde radica su base de clientes potenciales.

Marketing Publicidad Impresión digital gran formato

Ya sea a pie, en bicicleta, en moto o en coche cada día salimos a la calle y, cuando estamos en ella, nuestro cerebro se encuentra relativamente desocupado y somos más permeables a lo que sucede a nuestro alrededor (sobre todo si nos encontramos en un atasco).
Según la agencia estadounidense especializada en estudios de mercado Arbitron, el 68% de los usuarios toman habitualmente sus decisiones de compra cuando se encuentran en el coche.
Hay que tener en cuenta que en Europa, en general, se hace menos vida dentro de nuestros vehículos, pero aun así se trata de un dato a tener en cuenta.

Publicidad impresa Marketing Comunicación visual

La publicidad exterior sigue siendo efectiva y relevante a día de hoy principalmente por dos factores que creemos determinantes:

Es la forma más “pura” de publicidad

Ninguna otra estrategia de marketing expone la marca al dominio público como la publicidad exterior. Sin discriminar en relación a los datos demográficos. Esto contrasta con el sobredireccionamiento y segmentación que vivimos desde hace unos años y que provoca que otras formas de publicidad pierdan la oportunidad de dirigirse a un público lo más amplio posible.

Es discreta

Vivimos en un mundo de medios dirigidos en el que la publicidad se nos impone desde todos los ángulos: cuando encendemos la radio, vemos un vídeo en YouTube u hojeamos el periódico. De ahí que los usuarios de Internet instalen bloqueadores de anuncios para que su experiencia de usuario frente al ordenador sea lo más agradable posible.
Por esta razón, la naturaleza no intrusiva de la publicidad al aire libre ofrece la posibilidad de ser ignorada y de captar la atención del target de forma amable y sin interponerse en su actividad cotidiana.