En comunicación, en este caso en comunicación visual, es tan importante el contenido del mensaje como la manera en que se transmite. De nada sirve si no llega al público, no transmite o no es memorable.
A continuación destacamos cuatro elementos de diseño gráfico fundamentales a tener en cuenta cuando se trabaja en comunicación visual:

1. El color

Selección de una paleta de colores visualmente atractiva no sólo hace que un mensaje sea más legible, sino que puede reforzar o incluso provocar la respuesta emocional deseada.

Los especialistas en comunicación visual deben estar familiarizados con la psicología del color. Aunque la conexión entre los colores y las respuestas emocionales varía según la persona, existen patrones que se cumplen habitualmente.
Así sabemos que el azul transmite confianza; el rojo, pasión; el verde, sosiego o el naranja alegría.

Diseño gráfico Comunicación visual Impresión digital de gran formato

2. La tipografía

Cuando la tipografía es agradable a la vista, las personas se sienten atraídas por el mensaje y quieren leerlo. A menudo, el secreto de una buena tipografía es la simplicidad. Existen algunas reglas importantes al respecto:

  • Asegurarse de que es fácil de leer.
  • Utilizar un tamaño de fuente adecuado para el público y el medio utilizado.
  • Emplear subtítulos y viñetas para fijar la atención y reforzar las ideas clave.
  • Crear contraste entre el texto y el fondo.

3. Las imágenes

Son preferibles las imágenes personalizadas a las de stock. Transmiten credibilidad y son más relevantes. Dicen que “una imagen vale más que mil palabras” y sin duda alguna así es.

Comunicación visual Diseño gráfico Imagen


4. El contenido

  • Cómo esté redactado el texto del mensaje es a menudo responsable de la eficacia de la transmisión final de este. Se debe tener en cuenta:
  • Evitar errores ortográficos y/o gramaticales.
  • Hablar desde el punto de vista del lector para ser atractivo.
  • Estructurar mediante oraciones simples.
  • Ser directo.