Nestec, departamento de I+D de la marca Nestlé, ha desarrollado una tinta comestible que podría ampliar el uso de la impresión de inyección de tinta en la industria alimentaria y médica.
La compañía ha patentado de un proceso de impresión digital de inyección de tinta para imprimir tintas comestibles en alimentos sólidos.
Nestlé es una de las pocas empresas en la industria alimentaria que actualmente utiliza la impresión de inyección de tinta ya que, este método, ha sido rechazado por otras marcas debido a que a menudo requiere el uso de materiales no deseados como el etanol y el glicerol.
Las tintas comestibles hace tiempo que están disponibles pero se basan en colores artificiales. Sin embargo, Nestlé afirma que el factor clave detrás del nuevo proceso es que sólo utiliza ingredientes con los que los consumidores están familiarizados, eliminando cualquier riesgo y/o preocupación sobre los alimentos que el consumidor está comiendo.
La tinta esta compuestas de porcentajes variables de fructosa, sacarosa y glucosa además de otros edulcorantes que aporten pigmento. En su investigación con Smarties, el pigmento utilizado fue el achiote, un aditivo alimentario orgánico y comestible derivado de un arbusto tropical.

 

tinta comestible impresión digital

El proceso puede ser usado para aplicar colores, patrones, imágenes, logotipos o texto que proporcione información acerca del material o para decorarlo y hacerlo más atractivo, por ejemplo, para imprimir información en medicamentos o personaje de dibujos animados sobre confitería; o para inscribir un mensaje en la envoltura del papel de un praliné de chocolate.

Nestlé proyecta una resolución de impresión que iría entre los 150ppp (puntos por pulgada) y los 500 pero la resolución máxima para el proceso, como en cualquier tipo de impresión, viene condicionada por otros factores como el diseño del cabezal de chorro de tinta, la composición de esta y el soporte.
Este avance permite el cambio de imagen sobre un producto de forma rápida y con infinitas posibilidades de diseño y sobre unos estándares elevados de calidad de imagen.